viernes, 4 de febrero de 2011

¿Realidad?



Increible cómo la realidad alcanza nuestras ficciones...

¿Será que la coaccionamos a que lo haga?
Realidad que es perseguida por una ficción tan real.
El persecutor, el siempre famoso e introyectado persecutor.

Y los muros grandes envuelven llenos de piedra la fortaleza, donde se resguarda lo excéntrico, lo inusual, lo torcido.

miércoles, 12 de enero de 2011

Say Hello to Heaven...




"The sky was your playground...
... but a call girl was your babe".

lunes, 10 de enero de 2011

Todos buscamos algo...



Hay quien afirma que el amor no es amor, sino necesidades encontradas, o bien, patologías compartidas. Quizá haya mucho de cierto en eso. Lo más certero es que mientras no haya conciencia de uno mismo, tan sólo buscamos patologías complementarias a la nuestra. Mientras no tengamos los pies bien plantados sobre la tierra, tan sólo jugamos a "amar", que no es otra cosa sino necesitar constantemente algo, alguien... en resumen: depender.

Todo sádico busca su contraparte masoquista y viceversa. Todos buscamos algo: amor, compañía, comprensión, compañerismo, crecimiento, aprendizaje... o bien, autodestrucción, dependencia, humillación, poder, dominación, sadismo... En cada uno de nosotros está la respuesta a la pregunta, en cada uno de nosotros el patrón de búsqueda y la necesidad de encontrar aquello que no siempre nos enriquece, en muchas ocasiones, nos destruye y buscamos voluntariamente que así sea.

Detrás de la máscara de felicidad, quizá se esconda un monstruo necesitado de lamentos y autocompasión. Y quizá, como bien dice Kierkegaard, jamás podremos amar si no nos quitamos las máscaras.